Almacén con distanciamiento

Todos afuera y por la ventana. El distanciamiento social obliga a tomar recaudos a los almaceneros de barrio en Roca, para evitar un contagio y la propagación del coronavirus.

En este caso, en despensa Clau, ubicada frente al Canalito, en esquina Colombia y Santa Rosa, sus propietarios cerraron la puerta y atienden desde los ventanales. Colocaron dos mesitas afuera, donde apoyan los productos que les compran.

Luego de cada atención, rocían la mesa con un desinfectante. “Está bueno porque ayudan a cuidarnos”, dijo un vecino mientras colocaba una docena de huevos en la bolsa y saludaba a los comerciantes.