Aguas servidas al canal de riego en Alta Barda

Desde hace semanas existe un desborde cloacal. Los vecinos dicen que se está contaminando el sistema de riego.

Decir que existe un desborde cloacal en el ingreso a barrio Alta Barda no es ninguna novedad.
El problema está desde siempre. Incluso a principios de año, las agua servidas que brotaban de una cámara de registro en Los Alelíes y El Ceibo iban a parar a la calle Darwin, que conecta Gómez con Alta Barda.
Esas grandes lagunas fueron denunciadas por vecinos del lugar. A partir de allí no se vio que problema resurgiera, al menos a primera vista. Sin embargo los vecinos empezaron a notar que el problema continuaba con los desbordes, pero la solución que encontraron – no se sabe si fueron los mismo vecinos o personal de Arsa – fue una pequeña zanja que hace que las aguas de la cañería vayan a parar al interior de la acequia que corre paralela a calle Los Alelíes (continuación de Villegas).
“El olor es insoportable. Yo tengo mi casa que está frente a la acequia y los líquidos llegan hasta acá. A eso se suma que la acequia recibe agua para riego y por más que en esta época no esté vacía, esos líquidos van a parar a alguna chacra”, manifestó una de las vecinas de calle Darwin.
Otra de las residentes dijo que hace dos semanas que existe un arroyo que baja con fuerza desde la cámara al canal que tiene un metro y medio de profundidad.
“Hay veces que sale tanta agua que se forma una laguna y no queda otra que mojarse las zapatillas para pasar al otro lado. Y esa contaminación la llevas a tu casa”, graficó otra mujer.
Este medio intentó comunicarse con personal de la empresa Arsa, pero no fue posible contactarlos.
Hay que mencionar que muchos chicos de la zona suelen ir a jugar a las acequias, que en esta época están vacías, pero al ver agua no pueden distinguir si está contaminada o no.
Planta cloacal

El problema de las aguas servidas en el ingreso a barrio Alta Barda, no es el único. También existe otro problema al norte de esta zona.
Hay que recordar que en marzo pasada “La Comuna” detectó un arroyo de aguas servidas provenientes de la planta cloacal ubicada en el sector de bardas. Si bien parecen tener un tratamiento mínimo, las aguas negras escurren por pequeños cañadones hacia el vecindario conocido como Colonia 17 de Octubre.

Los vecinos dicen que por momentos es tanto el líquido que sale que se forman lagunas en la entrada al barrio.

Comentarios