Aeropuerto en riesgo: robaron 1.000 metros de alambrado

El Arturo Illia de Roca dejará de operar de noche si no reponen el cerco. La pista es clave para ablaciones y vuelos sanitarios.

El aeropuerto de Roca no tiene actividad comercial, pero cumple con una importante misión para concretar operativos de ablación y traslados de pacientes que requieren de atención compleja en otros puntos del país.

Entre todos esos vuelos, al menos tres se realizan cada semana en horario nocturno. Pero, lamentablemente, ese aporte a la salud podría suspenderse en las próximas horas, porque el predio del “Arturo Illia” no deja de sufrir robos en su cerco perimetral.

Actualmente son más de 1.000 metros lineales los que faltan en inmediaciones de la pista ubicada en el extremo noroeste de la ciudad.

Reponer ese material, con el correspondiente hormigón exigido por las normas que rigen la aviación civil, demandaría medio millón de pesos, según informaron referentes del sector.

“Estamos evaluando si el Aeroclub le puede volver a hacer frente, pero es bastante costoso”, aseguró el presidente del Aeroclub de General Roca, Ricardo Cancio.

El dirigente remarcó la importancia social que tiene el aeropuerto. “Se han hecho varias ablaciones, que antes no se podían hacer”, enfatizó.

Cabe recordar que este año ya se han podido realizar 12 operativos para la procuración de órganos en Río Negro, cifra que cuadruplicó el total realizado el año pasado.

Buena parte de esos procedimientos tuvieron a la pista roquense como protagonista, con la llegada y salida de equipos médicos del Incucai sin luz diurna, gracias al sistema de balizas recuperado hace pocos meses.

Sin embargo, esa posibilidad que ofrece el sistema de iluminación podría quedar neutralizada por la ausencia de alambrado en una extensión que representa prácticamente la mitad de un lateral de la pista.

“La falta de alambrado afecta la seguridad de las operaciones, hay riesgo que se meta algún animal, colisione con un avión y estamos poniendo en riesgo la vida los pasajeros que viajan en esa aeronave”, manifestó Hugo Tinti, jefe del aeropuerto.

El responsable de la sede indicó que están evaluando las opciones disponibles para reponer el alambrado faltante y en ese sentido, analizan de dónde obtener los fondos necesarios.

Por eso esta semana intentarían comunicarse con funcionarios del gobierno provincial, para evaluar la posibilidad de obtener una ayuda económica.

Otro aspecto central para los referentes del aeropuerto es reforzar la seguridad en ese sector. Según Cancio, la semana pasada realizaron tres denuncias y el sábado por la tarde detuvieron a dos hombres mientras robaban una parte del alambrado. Uno de ellos era menor de edad y el otro mayor, y a las pocas horas quedaron en libertad.

El jefe y el presidente del aeropuerto expresaron que esta situación escapa “la buena voluntad de sostener este lugar que tanto nos costó levantar y mantener”.

Actualmente, Cancio, Tinti y personal de bomberos de la policía de Río Negro que se desempeñan en el lugar realizan guardias durante el día y la noche para evitar más robos. “Si esto continúa así, vamos camino a cerrar el aeropuerto porque no brinda las seguridades mínimas para las operaciones”, puntualizó Tinti.

El impacto económico

  • 500 pesos cuesta el metro de alambrado con hormigón necesario para el predio.

“La falta de alambrado afecta la seguridad de las operaciones, hay riesgo de que se meta algún animal y colisione con un avión”. Hugo Tinti, jefe del aeropuerto

Comentarios