Acusan al jefe de Anses de poner carteles que «desinformaron»

Desde el gremio ATE se refirieron al último paro de actividades en Anses el miércoles pasado, asegurando que desde la jefatura del organismo -a cargo de Mauricio Yahuar- se lanzó una «campaña de desinformación y desprestigio».

Nahuel Micheli, delegado sindical de ATE, es el portavoz del reclamo y si bien aseguró que el paro de actividades fue protagonizado por los trabajadores, no fue sólo debido a la falta de aire acondicionado, sino por «marcadas falencias edilicias y estructurales» en la sede.

«El Jefe de la Unidad de Atención Integral, Mauricio Yahuar, colocó carteles informando la suspensión de tareas por la falta de aire acondicionado y adjudicó esta decisión a la asamblea. Cuando en realidad, los trabajadores cuestionaban un conjunto de problemas, entre los que se encontraba el funcionamiento de los sistemas de aire», explicaron desde el gremio.

«La Comuna» dialogó con el titular de la sede Mauricio Yahuar, quien reconoció haber puesto los carteles, pero como parte de su función de informar a los usuarios la situación de la atención, que había sido definida por los trabajadores.

Explicó que ese mismo día a las 7:30 la asamblea votó por mayoría retirarse anticipadamente hasta que se resuelva la falta de aire acondicionado, con un acta de por medio, que probaría que esta fue la causa verídica de la retención de servicios.

“Fue una manipulación peligrosa y tendenciosa (…) que generó malestar en la gente contra los agentes que resolvemos día a día las necesidades de nuestra comunidad”, cuestionó Micheli, quien aseguró que evalúan medidas de respuesta contra Yahuar por «malinformar y tergiversar la realidad».

El jueves el sistema de aire fue reparado por lo que la atención se normalizó. A pesar de eso, ATE decidió seguir en estado de alerta en demanda de respuestas urgentes al resto de los problemas.

Obras de refacción

Yahuar confirmó que durante este año se inaugurará la obra de ampliación de las oficinas de atención al público de Anses, con unos 400 metros cuadrados nuevos hacia la parte posterior del edificio. La sala ya tiene 630 metros cuadrados pero su capacidad siempre colapsa. Con esta obra, el espacio se ampliará a 1030 m2.

Según describió ATE, las falencias edilicias vienen hace varios años, como por ejemplo; la falta de calefacción en invierno, de refrigeración en verano, baños sin agua, en condiciones insalubres, sin salidas de emergencia en el edificio, sin sillas, con cables de electricidad pelados, llaves térmicas que no soportan la tensión, sin cocina, techos parchados.

 

 

Comentarios