A los 50, el sueño de la casa propia tocó a su puerta

Por sorpresa. Tarde pero seguro, a Luis Emilio Ramos le llegó la hora de la vivienda propia tras consagrarse como ganador de la casa amueblada y terreno en Peso de la Manzana, el concurso celebrado anoche en el cierre de la fiesta.

«Pensé mucho en mis chicos, porque uno siempre piensa en dejarles algo», contó emocionado el hombre, padre de cinco hijos, quien vive en el barrio Santa Catalina de Allen.

Su hijo más pequeño tiene ocho años. Toda su vida alquiló casas o departamentos, porque sus ingresos nunca le permitieron llegar a un terreno. «Las posibilidades para mi siempre fueron pocas», confesó en diálogo con «La Comuna».

«Siento una emoción inexplicable. Arriba del escenario era increíble, toda la gente, nervios, me temblaban las piernas. Estoy contentísimo», fueron sus primeras palabras el día después, luego de una noche en la que fue imposible conciliar el sueño.

Hace cuatro años trabaja en el municipio de esa localidad como empleado en el sector de Obras y Servicios Públicos, pero las manzanas siempre fueron parte de su vida. Antes de ser estatal, Emilio fue obrero de la fruta en un galpón de empaque.

No desaprovechó la oportunidad para expresar públicamente sus ansias de quedarse en Allen. «El terreno es en Roca pero me gustaría cambiarlo para poder vivir en mi ciudad, sino implicaría una mudanza de toda mi familia».

El ex trabajador del empaque, estuvo a 10 gramos de acertar el peso de la fruta que el mismo escogió de una canasta repleta de manzanas. La manzana pesó 252 gramos y Emilio apostó por 262. Estuvo muy cerca otra participante, quien quedó a 11 gramos del peso real.

«Nos postulamos con mi señora y el sábado nos avisaron que habíamos salido sorteados. Practicamos toda una noche y el en el momento que me tocó subir, intenté elegir una manzana parecida en tamaño a la que había usado», contó el afortunado ganador.

Según las reglas del concurso, la vivienda debería estar lista en un plazo estipulado por contrato y será construida por “Viviendas Roble”, amueblada por “Lubrano Hogar” en un terreno de “Inmobiliaria Terbay”.

Comentarios