A las trompadas intentó evitar que suspendan una fiesta en un barrio privado

Un hombre de unos 40 años fue demorado tras golpear y morder a efectivos de la policía y también a un empleado municipal quienes se disponían a clausurar una fiesta que se estaba organizando en un barrio privado ubicado al sur de la Ruta Nacional 22, durante el fin de semana.

Según se pudo saber el hecho ocurrió el domingo por la tarde cuando el personal del área de inspecciones de la comuna detectó a través de las redes sociales la organización de un evento que se iba a realizar en el quincho de una vivienda ubicada en el barrio privado y que no contaban con la habilitación municipal correspondiente.

El barrio en cuestión se encuentra ubicado en calle Castello (continuación de San Juan), a unos 450 metros al sur de la ruta 22, y según la información brindada por personal policial a la hora de realizar las actuaciones el organizador del evento se puso violento y comenzó una discusión con el personal de la comuna y con los uniformados de la Comisaría 48.

«En un momento le pegó una trompada a un inspector de la municipalidad, a un policía y también mordió a una mujer de esa sede policial», dijo la fuente consultada por La Comuna, quien confirmó que la persona que organizaba el evento fue demorada y puesta a disposición de la Justicia.

Piden informarse

Desde el municipio recordaron que existen una serie de requerimientos para la realización de fiestas privadas y que existen lugares habilitados para tal fin, ya que deben contar no sólo con la debida autorización, sino que también es necesario contar con seguro de responsabilidad civil y cobertura médica, entre otros requisitos.

Ante estas situaciones, donde se promocionan espacios para la realización de fiestas en las redes sociales, el municipio sugiere consultar previamente en las oficinas de Habilitaciones Comerciales con el fin de evitar posteriores inconvenientes.

Comentarios