18 de Mayo dice que está dispuesta a un traspaso que no afecte a los trabajadores

Los choferes realizaron esta mañana una asamblea en las dársenas del centro.

Los trabajadores de la empresa 18 de Mayo llevan adelante asambleas desde la mañana de hoy, en busca de precisiones sobre su futuro laboral.

Primero los choferes en las dársenas del centro y luego los mecánicos en los talleres de la calle Alsina, todo el personal se reunió con los dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor, para saber si seguirán teniendo empleo cuando una nueva empresa se haga cargo del servicio en la ciudad.

En esos encuentros se difundieron los detalles de la nota presentada el lunes por los directivos de la empresa, en la que informaron al municipio la decisión de no renovar la concesión.

En esa comunicación al secretario de Hacienda, Pablo Rolo, los responsables de 18 de Mayo manifestaron su “mejor disposición para coordinar las acciones necesarias para que tanto los empleados y sus familias, como toda la comunidad de Gerneral Roca, no sean perjudicadas por esta situación”.

Desde la empresa ratificaron los argumentos que ya habían adelantado a la intendenta, María Emilia Soria, en una reunión realizada diez días atrás.

“Desde la fecha en que ese Municipio realizó el correspondiente llamado a Licitación por finalización del plazo de la anterior concesión, ocurrieron una serie de hechos que fueron modificando en forma acelerada las condiciones en las que se desenvuelve nuestra actividad. Ejemplo de ello: caída de la actividad económica, reclamos permanentes del gremio por el cobro de salarios en término, inflación que en tan solo días modifica los precios de los insumos ( gasoil, lubricantes, neumáticos, repuestos, etc) y por último la pandemia desatada por la aparición del coronavirus – Covid 19 – que desde la fecha en que el Poder Ejecutivo Nacional declaró el estado de cuarentena obligatoria, significó que en el plazo de casi dos meses la pérdida de pasajeros fue del 96% comparativamente con el mismo período del año anterior”, se detalló.

Los prestadores agregaron que “con una recaudación ínfima y contando sólo con los subsidios del Gobierno Nacional y del Gobierno Provincial, de los cuales a partir de este mes de mayo no existe confirmación de que serán mantenidos a futuro, no alcanza para poder afrontar el gasto en combustible, seguros, repuestos, servicios de energía, vigilancia y fundamentalmente del principal componente del costo que es el salarial, dado que con el actual diagrama de servicios reducidos con que se están prestando los servicios, el plantel de personal es excesivo”.

“Ante costos imposibles de modificar nos encontramos con la imposibilidad de prever ingresos para un horizonte a futuro de buen servicio”, afirma la nota firmada por los socios gerentes, Anelo Castillo y Mario Castillo, además del gerente, Ricardo Aguilar.