Se prestan con normalidad los servicios municipales en Regina

La prestación de los servicios a cargo del municipio de Villa Regina regresó a la normalidad tras la intervención de la Secretaría de Trabajo de la Provincia que dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que se desarrolló esta semana con retención de servicios de los trabajadores.

Para este mismo viernes está convocada una primera audiencia de conciliación entre representantes del Ejecutivo municipal y los tres gremios que nuclean a los trabajadores municipales (ATE, Soyem y UPCN), para avanzar en el diálogo en búsqueda de una solución al conflicto.

Por la medida dispuesta por la Secretaría de Trabajo de Río Negro, este viernes la atención en todas las áreas del municipio será normal, en tanto que también se retomó la prestación de servicios como la recolección de residuos domiciliarios.

Desde el lunes los trabajadores municipales, en especial del sector del corralón y de Desarrollo Social, definieron comenzar con una retención de servicios para reclamar por el pago de la tercera cuota del aumento salarial acordado en la paritaria de marzo, que quedó suspendida por la situación financiera del municipio.

Aunque en la semana hubo diálogo entre representantes del Ejecutivo municipal y referentes del gremio ATE para llegar un acuerdo que ponga fin al conflicto; la situación derivó en la queja y reclamo de las restantes entidades gremiales que no fueron parte del diálogo; y con ello la ratificación de la continuidad de la retención de servicios.

El municipio reginense solicitó la intervención de la Secretaría de Trabajo de la provincia, al sostener que la medida de fuerza que llevaron adelante los trabajadores afectó la normal prestación de los servicios públicos, y por este motivo el organismo provincial determinó la conciliación obligatoria para retrotraer la situación.

Esta mañana, las partes están convocadas a la delegación de la Secretaría de Trabajo de la provincia en Villa Regina para una primera audiencia que permita avanzar en una solución al reclamo de los trabajadores para el pago de la cuota de 1.500 pesos correspondiente al aumento acordado, y a su vez un retroactivo a aplicarse entre mayo y agosto.

Comentarios