Renunció la jefa de la guardia del hospital y denuncian falta de médicos

Eugenia Muñoz, jefa del Servicio de Emergencias Médicas y coordinadora médica del Departamento de Actividades Programadas para el Área (DAPA) renunció a esos dos cargos que ocupa en el hospital Francisco López Lima de Roca, en el marco de la emergencia sanitaria.

La noticia fue confirmada a LA COMUNA esta tarde por fuentes de la dirección del hospital, quienes aclararon que la profesional seguirá desempeñándose como médica de la guardia y en consultorio de respiratorios.

Según información a la que accedió este medio, los motivos de la decisión habrían sido varios, pero entre ellos se destacan la imposibilidad para cubrir los dos cargos por los tiempos que conlleva, la falta de recurso humano y la sobrecarga al personal.

En medio del pico de contagios y con 156 casos activos en la ciudad, la situación en la guardia y del Consultorio de Respiratorios, donde se atienden pacientes sospechosos y positivos de covid-19, es crítica.

Aún no se dieron precisiones sobre cómo continuara el servicio luego de la renuncia de la profesional que lo encabezaba.

La «capilla» tuvo que cerrar antes

«Por primera vez desde que comenzó la cuarentena el consultorio respiratorio cerró sus puertas a las 17 horas por falta de médico», comentó a LA COMUNA uno de los trabajadores que se desempeña en el área. Esto sucedió ayer viernes y hoy sábado ocurrirá nuevamente, alertó.

Este consultorio, que funciona en la capilla del hospital y se aboca específicamente a covid y patologías relacionadas, en lo habitual tenía abiertas sus puertas de 9 a 21 horas.

«Hoy cierra respiratorio a las 17 porque no hay nadie en el cronograma», agregó y explicó que el problema radica en que no hay llamados para incorporar nuevos profesionales de salud.

«Hay una franja horaria que ahora se ve incrementada en la cual pacientes covid sospechosos y contactos estrechos sintomáticos se mezclan con pacientes con otro tipo de patologías no respiratorias. Recarga y sobrepasa al personal de guardia, y obviamente aumenta su exposición a contagiarse», expresó el trabajador.