Por las cámaras de seguridad rastrean a las personas que abandonaron explosivos en Roca

No es una tarea fácil pero los investigadores creen que pueden tener una primera hipótesis de quiénes manipularon y abandonaron explosivos durante el fin de semana en la zona cercana al IUPA, en el oeste de la ciudad. No descartan que el hallazgo tenga vinculación con otros hechos similares ocurridos en Roca, donde también se encontró material de estas características aunque en otros puntos de la ciudad.

Te puede interesar: Detonaron artefactos explosivos hallados en Roca

En las últimas horas el fiscal Luciano Garrido apuntó a recolectar elementos que pudieran encontrar un hilo conductor entre las granadas y bombas caseras encontradas y las personas que pudieron haberlas dejado en ese lugar.

Fue el representante del Ministerio Público Fiscal quien siguió de cerca no sólo el hallazgo sino las primeras investigaciones para ir elaborando un escenario y una primera hipótesis con todos los elementos hallados el domingo por la noche en cercanías al Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA). «Por ahora hemos secuestrado cámaras de seguridad que hay en esa zona y estamos evaluando su contenido», dijo Garrido, quien evitó brindar mayores detalles del caso.

Te puede interesar: El explosivo encontrado en la zona norte podría haber causado graves lesiones a una persona

Una de las hipótesis apunta no sólo a una sino a varias personas e incluso, como esa zona es muy poco transitada, no se descarta que los explosivos hayan sido dejados ahí el sábado o el domingo.

El hallazgo

Cerca de las 19 del domingo, un efectivo policial halló una cartera y en su interior encontró un artefacto explosivo. Desde ese momento, personal de la Comisaría 21, Bomberos del Aeropuerto de Roca y de Mainqué, lograron neutralizar  diferentes artefactos explosivos en ese sector.

Una de las granadas encontradas en el lugar fue detonada por personal especializado de la policía. Otras bombas caseras contenían trozos de metal que podrían haber causado serias lesiones a una persona. (foto: gentileza)

En el interior de esa misma cartera hallaron un cuchillo sin mango, un elemento rectangular blanco y una esfera color negra, muy similar a una granada casera que en su interior contenía tornillos y elementos cortantes.

«En caso de ser detonada podría haber causado serias lesiones a una o más personas», dijo una fuente policial consultada por este medio.

Un vecino del barrio contó que esa misma tarde un perro había trasladado otra esfera similar hacia calle Palacios, y por ese motivo otra comisión de policías se trasladó al lugar donde hallaron otro artefacto explosivo. Allí trabajó personal de la división de Explosivos de la policía.

En total se encontraron 3 granadas mortero con pirotecnia con tornillos adheridos, una granada de guerra FMK-2,1/4 libra de TNT y un tubo de cilindro con un detonador.

Comentarios