Pérdida del olfato por covid-19: un trastorno de hasta 60 días

Un estudio se enfocó en uno de los síntomas más recurrentes de la enfermedad. El 81% tuvo pérdida total.

Al 11 de noviembre de 2020, había 50.810.753 casos confirmados de enfermedad por coronavirus 2019 (covid-19) en todo el mundo, con 1.263.844 muertes confirmadas.

El cuadro clínico de la infección variaba de acuerdo con la gravedad de la enfermedad y dentro de los síntomas generales, la disfunción olfativa (DO) fue uno de los las más frecuentes. La prevalencia de este síntoma puede variar con respecto al entorno clínico, con tasas de pérdida total del olfato de hasta el 70% en pacientes con covid-19.

Dada la escasez de trabajos que estudien prospectivamente las tasas de recuperación del sentido del olfato en pacientes con covid-19, se desarrolló un estudio con el objetivo de investigar tanto la prevalencia como la recuperación de la DO en pacientes con covid-19.

Se estudiaron 2.581 pacientes, entre los cuales 1.916 reportaron una DO (74,2%). De estos casos, el 85,9% fue en pacientes leves, 4,5% en moderados y 6,9% en graves a críticos.

La presentación clínica varió significativamente entre los diferentes grupos, pero los pacientes graves se asociaron más a hipertensión, diabetes, trastornos gástricos, trastornos renales, respiratorios, cardíacos, hepáticos y neurológicos.

Entre los síntomas habituales, la DO fue más prevalente en la forma leve en comparación con las formas moderadas a graves. Los pacientes con covid-19 grave y crítico tenían con más frecuencia tos, disnea y fiebre que los demás.

La DO consistió en la pérdida total de olfato en el 81,6% de los pacientes, mientras que el 18,4% de los pacientes refirió pérdida parcial del olfato. Esta disfunción se desarrolló después de los otros síntomas conocidos en el 44,7% de los casos y desapareció durante el mes siguiente en el 54,3% de los pacientes. La disgeusia, definida como el deterioro de lo salado, dulce, amargo y ácido, fue reportada por el 55,9% de los pacientes.

Un total de 328 pacientes (24,5%) no recuperaron subjetivamente el olfato 60 días después del inicio de la disfunción, con una duración promedio de 21,6 a 17,9 días.

La anosmia (pérdida total del olfato), cacosmia (percepción imaginaria de un olor desagradable), fantosmia (alucinaciones olfativas) y disfunción del aroma fueron significativamente más prevalentes en las formas clínicas leves que en las moderadas a críticas.

La pérdida del olfato es un síntoma clave de la enfermedad por covid-19, que puede ser un síntoma aislado o asociado con otros síntomas generales y otorrinolaringológicos. De la misma manera, en otros trabajos se observó que estos síntomas fueron más prevalentes en las formas leves de la enfermedad.

La principal hipótesis que subyace a la mayor prevalencia de anosmia en covid-19 leve consistiría en diferencias en la respuesta inmune, donde se especula que los pacientes con covid-19 leve podrían tener una mejor respuesta inmunológica local a través de una mayor producción de IgA (Inmunoglobulina A), lo que podría limitar la propagación del virus al organismo. Debido a la reacción inflamatoria local los pacientes con enfermedad leve podrían tener un deterioro más fuerte de las células olfativas, pero esta hipótesis requiere estudios adicionales.

La tasa de recuperación a 60 días osciló entre el 75% y el 85%, aunque se pudieron identificar varios perfiles de gravedad en el trastorno del olfato, porque más de un tercio de los pacientes se recuperaron dentro de los 14 días posteriores al desarrollo de la DO, mientras que un tercio no se recuperó dentro de los 45 días.

Por lo general, este síntoma se presenta como parte del resfriado común (congestión nasal, rinorrea) y dura 2-3 semanas. La alta prevalencia de síntomas nasales podría explicar en parte la aparición de DO corta en algunos pacientes que recuperaron rápidamente el olfato una vez desaparecidos los síntomas nasales. Sin embargo, para los pacientes con DO persistente o de mediano a largo plazo, los mecanismos en su desarrollo podrían ser más complejos.

Necesitamos más estudios para determinar la tasa de recuperación a largo plazo de los pacientes con covid-19. Mientras tanto, si usted tiene todavía trastornos del olfato, consulte a su médico para poder realizar ejercicios de reeducación y acortar los tiempos de recuperación.

Dra. Sonia Costantini, especialistas en Cardiología.

www.cardiologiaroca.com

Fuente: J. R. Lechien. Prevalence and 6-month recovery of olfactory dysfunction: a multicentre study of 1363 covid-19 patients.

  • 70 por ciento de las personas que desarrollaron la enfermedad por coronavirus tuvo disfunción olfativa.
  • La disfunción olfativa fue más prevalente entre quienes tuvieron cuadros leves de covid-19.
  • La disfunción desapareció durante el mes siguiente en el 54,3% de los casos.

Comentarios