Lo positivo y negativo de la Fiesta de la Manzana

Poca iluminación

Una de las cosas negativas que se observaron en la primera noche fue la falta de iluminación en una de las calles principales que conecta el ingreso al predio con la zona de stand´s de comidas.

Las luminarias están colocadas, pero al menos cinco de ellas estuvieron apagadas. ¿Se repararán para la noche del sábado?

Ingreso complicado

Un problema de todas las fiestas es el ingreso al predio, donde se generan grandes cuellos de botella. La gente cruza en masa la ruta 22, ante el aviso de la policía de tránsito, pero a los cinco metros deben ir muy lento por lo estrecho del puente y porque los policías deben revisar cada bolso, para que no se ingresen bebidas alcohólicas. Un tema de difícil solución para el municipio.

Refrescarse en el canalito

El predio de la Fiesta de la Manzana cuenta con una importante ventaja, y es contar con un canalito a pocos metros. Las altas temperaturas del viernes duraron hasta entrada la noche y el agua fue un gran refresco para muchos que no dudaron en tirarse un chapuzón, antes de ingresar a escuchar a sus bandas favoritas.

Comentarios