La jarilla: del mito ancestral al reconocimiento científico

El Conicet patentó un producto derivado, de esta planta que crece en el valle, para la caída del pelo y ya lo exportan al Reino Unido.

Fermina cuenta que cuando vivían en el campo, su madre siempre hervía jarilla con distintos fines. Algunas veces para aliviar los dolores de pierna de su padre y en otras ocasiones para lavarse el pelo.

“A él siempre le dolían las piernas y mamá juntaba hojitas de jarilla, las hervía y cuando estaba tibia mi papá ponía los pies en el fuentón y eso le calmaba. Ir a un médico era casi imposible por las distancia y la medicina estaba en el campo y el conocimiento venía de nuestros antepasados”, relata Fermina.

Agrega que el agua de jarilla también era usada para lavarse el cabello, ya que quedaba brilloso. “No existía el shampoo y mamá hervía la jarilla y cuando estaba tibia, nos lavábamos el pelo”, recuerda.

El conocimiento popular de esta planta llega a nuestros días por nuestros padres o abuelos, pero cómo saber si esos mitos sobre esta planta o “yuyo” como se lo suele denominar eran ciertos.

En el 2013 la investigadora Claudia Anesini, del Conicet logró desarrollar un tópico de uso diario que disminuye la caída del cabello, potencia su crecimiento de raíz y controla la caspa definitivamente.

Se trata de una loción naturalcompuesta a base de extractos de jarilla (Larrea divaricada), un arbusto que crece en zonas áridas al sur y al norte de nuestro valle.

Tras comprobar los atributos de la planta, el Conicet logró obtener la patente y luego transfirió al Laboratorio Garré Guevara la posibilidad de producir la línea “Ecohair”. El resultado de este trabajo en conjunto fue presentado hace dos meses de manera oficial en el Reino Unido.El producto se exporta a ese país desde abril, mediante la plataforma de comercio electrónico PHL (Prevention Hair Loss).

“Se puso en valor un recurso genético que aparentemente no lo tenía, como el de la jarilla y se transformó en un producto premium gracias a la ciencia ”, destacó Cristian Desmarchelier, científico del Conicet y desarrollador de este producto.

Mi mamá hervía hojitas de jarilla y cuando estaba el agua tibia nos lavaba el cabello. Quedaba brilloso” Fermina Urra, recordando su vida en el campo

Se puso en valor a la jarilla y se transformó en un producto premium gracias a la ciencia y la tecnología” Cristian Desmarchelier, científico del Conicet

Propiedades medicinales

  • Ayuda a tratar diarreas e inflamaciones del intestino
  • Favorece la eliminación de toxinas del cuerpo
  • Ayuda a tratar las hemorroides
  • Es eficaz para tratar inflamaciones en la boca
  • Alivia síntomas de gota, artritis, reumatismo y artrosis
  • Ayuda a controlar el mal olor corporal
  • Ayuda a combatir los hongos en los pies
  • Ayuda a eliminar líquidos del cuerpo
  • Acelera la cicatrización de heridas
  • Regula la menstruación en las mujeres
  • Ayuda a cortar hemorragias nasales
  • Ayuda a tratar la tos
  • Ayuda en el tratamiento de la ciática
  • La jarilla contiene gran cantidad de yodo y potasio. Por este motivo su tisana tiene buenos efectos.

Comentarios