Confusión y dispar apoyo político en el inicio de la “fase intermedia”

El primer día de “fase intermedia” en el Alto Valle fue con alto nivel de confusión.

La resolución adoptada el lunes por el gobierno rionegrino para reducir la circulación e intentar que de esa manera se frene la velocidad en los contagios de covid-19 no tuvo un acompañamiento uniforme ni al mismo tiempo en los 16 municipios que integran el Departamento General Roca.

De hecho, en Roca recién se emitió una postura oficial cerca de las 19, cuando se supo que se adhirió en forma total a las pautas provinciales y que, en consecuencia, dejaba de utilizarse el sistema de salidas por terminación de DNI.

Te puede interesar: Volvieron a manifestarse por las calles de Roca en contra de volver a Fase 1

Esa falta de información oficial hizo que el movimiento de la ciudad sea similar al de jornadas anteriores, con reiterados reproches a las autoridades por la falta de coordinación y por las contradicciones de las medidas.

Es que -de acuerdo con las disposiciones provinciales que estarán vigentes hasta el 1 de septiembre- en la región se puede, por ejemplo, salir a tomar un café a una confitería, pero no se permite al personal del servicio doméstico o de la construcción privada concurrir a sus puestos de trabajo.

En los hechos, esas restricciones no tuvieron efecto pleno durante la jornada de ayer, porque hubo obras que siguieron levantándose y –de acuerdo con diversos testimonios que obtuvo LA COMUNA– el empleo en casas particulares se desarrolló sin demasiadas alteraciones.

En los puestos de control policial también hubo menos rigidez que en los días previos.

Con la mayoría de los renovados permisos de circulación “en trámite” y sin claridad sobre la vigencia o no del sistema de salidas por DNI, en los accesos a la ciudad los efectivos del grupo COER se limitaron a consultar la procedencia y el destino, pero no hubo verificación con sistema digital.

Finalmente, desde el municipio informaron que se adhirió a la Resolución 4943 del Ministerio de Salud y que “con esta nueva medida, deja de regir en Roca el sistema de salidas por terminación de DNI”.

Más allá del acompañamiento formal, las diferencias entre ambos sectores quedaron reflejadas en otro anuncio que se hizo.

Te puede interesar: Coronavirus: Roca suma 55 casos activos y el total alcanza los 289

“Con la firme idea de que, en estos seis meses la cartera provincial de salud debería haber robustecido el sistema sanitario y aceptado oportunamente la colaboración ofrecida por el gobierno Nacional, el Municipio de Roca dispuso que todo lo recaudado en concepto de multadas por incumplimiento a las medidas preventivas será donado al Hospital Francisco López Lima, a fin de seguir colaborando para atenuar la falta de recursos que presenta la institución”, se indicó en el parte de prensa.

Por otra parte, una nueva manifestación mostró ayer por la tarde el malestar de una parte de la comunidad roquense con el intento de regresar a Fase 1 de aislamiento.

El cacerolazo y bocinazo se instaló en las calles del centro desde las 18, con las consignas en contra de las restricciones que en principio se anunciaron para casi toda la actividad económica y finalmente se flexibilizaron, principalmente para el comercio regional.

La concentración nuevamente se realizó frente al municipio. (Foto: Andrés Maripe)

Apoyo desde Nación

Por su parte, desde el gobierno provincial insistieron ayer en la necesidad de tomar estas medidas, asegurando que responden a criterios epidemiológicos.

En ese sentido, se difundió un comunicado asegurando que se recibió el respaldo del Ministerio de Salud de la Nación.

“Fue una decisión tomada a tiempo, los contagios están aumentando en todas las provincias en forma exponencial. Si bien no es algo agradable, tomar este tipo de medidas evitará que se corra el riesgo de aumento de mortalidad en el país”, indicó la directora de Epidemiología Nacional, Analía Rearte, según el Ejecutivo rionegrino.

Por su parte, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, expresó que ante esta circunstancia “se trata de una situación dinámica y las decisiones deben ser tomadas con el análisis en tiempo real considerando no solo los nuevos casos, sino también la velocidad de ascenso, y la tensión en el sistema de salud”.

Adhesión con matices desde Allen al oeste

Los municipios de Cipolletti y Fernández Oro adhirieron en forma total a la Resolución 4.943 del Ministerio de Salud de la provincia, que estableció las pautas de circulación y los permisos para el funcionamiento de las actividades económicas y de organismos públicos hasta el 1 de septiembre.

Más allá de ese acompañamiento, en los accesos de Cipolletti no se observaron controles intensivos durante la jornada de ayer.

El ingreso a Cipolletti por calle Toschi, ayer por la mañana. (Foto: Florencia Salto)

Por su parte, en Catriel decidieron mantener las salidas por DNI y no se permitirán las salidas recreativas, para prevenir nuevos contagios de covid-19.

Donde tampoco no regirá más el sistema de terminación de documento es en Allen.

La intendenta, Liliana Martín, brindó una conferencia de prensa ayer por la mañana, detallando que se adhirió al esquema de horarios definido por el gobierno provincial y que se reforzarán los controles en la ciudad.

“Desde el municipio nos vamos a ajustar de manera estricta a la resolución N°4943 del Ministerio de Salud”, sostuvo Martín, y agregó que este momento no es posible sostener otras prohibiciones.

“Hay un único camino para afrontar este momento, y es la conciencia social. Todos estamos expuestos, y no vamos a dejar de sufrirlo hasta que no asumamos conductas de profilaxis que tienen que ser irrenunciables para nosotros”, indicó la mandataria.

Comentarios