Con plasma donado se inició tratamiento a paciente internado en el hospital de Regina

Un paciente internado en el hospital de Villa Regina recibió la primera transfusión de plasma de dos personas recuperadas de coronavirus de esta ciudad, en el marco del plan de trabajo para su uso con fines terapéuticos.

El programa denominado “uso compasivo de plasma”, se puso en marcha la semana pasada con dos pacientes recuperadas de coronavirus de Regina, dos mujeres de 30 y 56 años, que realizaron la donación en el hospital Francisco López Lima. Al mismo tiempo se instó a pacientes recuperados a realizar las consultas necesarias para determinar si pueden participar del programa con la donación de plasma.

“Así como no cualquier persona puede donar plasma, no cualquier paciente puede recibir plasma. La donación es una acción voluntaria y altruista que puede ayudar a la recuperación de pacientes positivos con covid-19, pudiendo todos aquellos interesados comunicarse con el sector de Hemoterapia del Hospital local a los números 298 459-9683 y 298 458-5401”, indicó la bioquímica Cinthia Alabart, que es la referente local del programa.

Destacó que este tratamiento se ha transformado en una de las alternativas para la recuperación de paciente con covid-19 “a partir del beneficio de los anticuerpos que se encuentran en la sangre de las personas ya recuperadas. No obstante, cabe destacar que la misma se encuentra en fase experimental”.

El hospital Área Programa de Villa Regina se sumó al plan de trabajo de “uso compasivo de plasma”, que en Río Negro tiene al hospital de San Carlos de Bariloche como centro de referencia por su participación en el proyecto “Plasmar” que se viene desarrollando junto a centros de atención de la salud públicos y privados del país.

Por otra parte, explicó que la donación de plasma la pueden realizar aquellas personas de entre 18 y 65 años que ya cumplieron 28 días del alta médica, mientras que los menores de entre 16 y 18 años, pueden también participar de la donación con autorización de sus padres.

No podrán realizar la donación de plasma las mujeres que tengan antecedentes de embarazos o abortos recientes, las que se hayan realizado tatuajes, piercing o perforaciones durante el último año, y quienes se hayan sometido a cirugías menores en los últimos seis meses.

Los posibles donantes deben someterse a un chequeo clínico para verificar el cumplimiento de las pautas; para luego concurrir al hospital Francisco López Lima -con turno previo- para realizar la extracción de plasma.

“La extracción dura aproximadamente una hora y media, no exige estar en ayunas sino sólo comer liviano, descansar bien y no consumir ningún tipo de antiinflamatorios 3 días antes de la extracción”, explicó la profesional.

Comentarios