Con el refuerzo médico, activan más camas de terapia en Allen

El hospital de Allen ampliará su terapia intensiva, sumando cuatro unidades en lo inmediato y previendo dos más para las próximas semanas. De esa manera, la atención de pacientes críticos con covid-19 contaría con 26 camas en el sector público del Alto Valle Centro, teniendo en cuenta las 12 del Ernesto Accame y las 14 que ya funcionan en el López Lima de Roca.

La decisión de optimizar los recursos disponibles en esta zona fue anunciada hoy, en el marco del trabajo conjunto que se inició luego de la llegada de profesionales contratados por el Ministerio de Salud de la Nación.

Un total de 20 médicos, kinesiólogos, enfermeros y epidemiólogos integran el equipo que desde el martes mantuvo reuniones con diferentes actores del sistema de salud regional, para acordar estrategias que permitan salir de la etapa de saturación en las terapias intensivas.

Te puede interesar: La ayuda se centralizará en los hospitales de Roca y Allen

Esos encuentros incluyeron un contacto -ayer por la tarde- con referentes de clínicas y sanatorios privados, donde la falta de profesionales también impide la utilización a pleno de la capacidad instalada para la atención de casos graves.

“Estamos en la etapa de diagnóstico, pero ya hay líneas de acción que se desprenden. Una de ellas es ampliar las camas de terapia”, explicó Adrián Tarditti, director general de Redes de Salud y también director del hospital Posadas de Buenos Aires.

“Trabajamos para que nadie tenga una dificultad en acceder a una respuesta sanitaria, pero también apelamos a la responsabilidad social”.

Alejandro Collia, subsecretario de Salud.

Te puede interesar: Prevén ubicar áreas administrativas en el quinto piso del hospital de Regina

El referente del equipo profesional consideró “muy buena la reorganización del sistema” que se emprendió en Río Negro para sumar camas de terapia intensiva y destacó que eso permitió ganar tiempo, para que hoy mismo ya estuvieran trabajando ingenieros con personal del hospital de Allen, para activar las nuevas camas de UTI.

El médico observó que -dentro del difícil escenario que se vive en Río Negro y Neuquén- hay una ventaja, basada en la posibilidad de instrumentar acciones que en otros lugares del país y del mundo ya tienen resultados comprobados.

“Hay que aplicar el pensamiento lateral y planteamos otras estrategias, como la ventilación no invasiva. Ya está demostrado que no genera más contagios”

Adrián Tarditti, director general de Redes de Salud.

En ese sentido, adelantó que en las terapias de los hospitales de Roca y de Allen se potenciarán los tratamientos de ventilación no invasiva para los pacientes con covid-19, para evitar que lleguen a la asistencia respiratoria mecánica, donde las posibilidades de sobrevida se reducen mucho.

Lo que se utilizará será la técnica de cánula de alto flujo, que precisamente fue la que generó un fuerte conflicto entre el gremio ATE y la jefa de la UTI del hospital de Roca, Cristina Orlandi.

Fuerte apoyo a Orlandi

Tarditti dio un fuerte espaldarazo hoy a la médica local, ratificando que esa práctica no genera mayores riesgos de contagio al personal de salud y que, por el contrario, en numerosos países se utiliza desde hace meses porque contribuye a la evolución de los internados.

“No somos suicidas, es la técnica que mejor resultados está dando”, enfatizó antes de reconocer que en Buenos Aires, meses atrás, se dieron las mismas resistencias de un sector de los trabajadores, pero asegurando que “aquellos que tenían objeciones antes ahora son los que más piden usar ese tipo de procedimiento”.

Un plan de recambio sin límites rígidos

El equipo médico contratado por Nación que llegó el martes a Río Negro trabajará por un lapso de 7 a 10 días.

Luego habrá un recambio, con la llegada de otros profesionales y después de esa fase se evaluará la necesidad de continuar con el refuerzo.

“No hay un tiempo límite para la asistencia”, aclararon ayer el ministro de Salud de la provincia, Fabián Zgaib, y el subsecretario de Salud de Nación, Alejandro Collia.

El plantel a desplegar en los centros de salud de Roca y de Allen está integrado por seis médicos terapistas, tres kinesiólogos, ocho enfermeros y tres epidemiólogos.

Además de las reuniones con las autoridades provinciales, Collia estuvo hoy en el municipio roquense, dialogando con la intendenta, María Emilia Soria, y con el diputado nacional y exmandatario local, Martín Soria.

Comentarios