Carreras dijo que habrá mayores restricciones en Roca y se reunirá con Soria

La gobernadora Arabela Carreras adelantó esta mañana que la provincia piensa en “mayores restricciones” para Roca y Bariloche por las permanentes subas de contagios.

Sin embargo, supeditó esa decisión a reuniones con los equipos de Salud y conversaciones con los intendentes, Gustavo Genusso y María Emilia Soria.

En conferencia de prensa, en la Casa de Gobierno, la mandataria repasó la presente situación del coronavirus en Río Negro y la emergencia climática en la región Sur.

Ver más: Coronavirus: 81 casos en un día y 2 muertos en Río Negro

El primer punto abordado fue el cuadro sanitario. Habló que está en observación para confirmar “las nuevas medidas” y, para eso, hay convocadas reuniones con los infectólogos y técnicos de Salud, como también, un diálogo virtual con Genusso y Soria.

Igual, la gobernadora reconoció que la provincia advierte que la mayoría de los nuevos casos están vinculados a encuentros y al “gran movimiento” existente. Así, admitió que se está pensando “en mayores restricciones” en Roca y en Bariloche y, luego, precisó que la idea inicial es bajar de fase aunque insistió que la determinación queda supeditada a las reuniones pendientes.

La revisión del cuadro del coronavirus lo acompañó con los últimos datos de Río Negro. “No hay colapso, sí existe una fuerte presión sobre el sistema de salud”, afirmó Carreras en referencia a la situación en Roca.

Además, anticipó que la semana próxima se pondrá en marcha un sistema de comunicación exclusivo y centralizada para Roca porque entendió que suele existir información parcializada que deriva en mayor confusión y preocupación en la ciudad.

Nota relacionada: Covid-19: Allen reforzará a Roca con una terapia intensiva

El otro punto fue la emergencia climática de la Región Sur y la respuesta del Estado, resaltando la coordinación existente entre la provincia, los municipios y las comisiones de Fomento. Habló de un Comité de Emergencia instalado en Comallo aunque comentó que se abre “una ventana” de días sin lluvia ni nieve.