Cáncer de mama: el 90% se puede curar si se trata en forma temprana

El diagnóstico temprano del Cáncer de Mama ofrece oportunidades de cura. Sin embargo, es la principal causa de muerte de mujeres en el país y Río Negro no se queda afuera de la tendencia.

“Es una enfermedad multifactorial, tiene que ver con el estilo de vida, como el alto consumo de grasas, hidratos de carbono, alcohol, sedentarismo y obesidad, y también los predisponentes familiares. La maternidad tardía (35 años) también puede predisponer. Igual insistimos en que a pesar de tener un estilo de vida saludable se puede tener, porque ser mujer es el factor principal para tener Cáncer de Mama”, explicó la titular de la Unidad de Mastología del hospital Francisco López Lima, la ginecóloga Mariela Sosa.

El área funciona hace dos años en el nosocomio y trabaja para consolidar el proceso de control y diagnóstico en las pacientes, siempre con la meta de fortalecer el mensaje de la importancia de la prevención para detectar a tiempo la enfermedad.

Para la detección temprana es fundamental cumplir con los controles ginecológicos desde la juventud, y desde los 40 el examen mamario. “Se tiene que realizar una vez al año. Si de un año al otro da un resultado de enfermedad no es que le hicieron mal la mamografía anterior, sino que de un año al otro puede formarse”, amplió.

Sosa insistió en que “detectar las lesiones antes de que se palpen es clave”. En algunas pacientes puede conllevar una cirugía de extracción del tumor que sea menos compleja y hasta evitar la quimio o radioterapia.

“Cuesta que vengan”

El nosocomio cuenta desde el año pasado con un mamógrafo digital, que mejoró considerablemente la calidad de la imagen para realizar el diagnóstico. Para el cierre de este año se proyecta alcanzar los 1.000 estudios en el nuevo equipo. Pueden realizar hasta 16 mamografías diarias, pero a veces quedan turnos disponibles.

Especialistas insisten en la necesidad del examen clínico y el estudio anual. En el hospital de Roca recomiendan la mamografía anual desde los 40 años. El hospital tiene pacientes desde los 26 a los 70 años con el diagnóstico de la enfermedad.

Para acercarlas a la consulta médica y llegar al tratamiento, el área ajustó procedimientos internos. Hace meses que, por caso, ante un resultado de mamografía que da cuenta de una probable enfermedad, al momento de la entrega del turno se informa a la mujer y se entrega un turno para el lunes siguiente con la ginecóloga especialista en el área.

“Veíamos que muchas mujeres no se hacen la mamografía. Y hay otras que sí se la hacen pero no la llevan al médico, la guardan. De esta manera se hace la primera contención y la paciente se va con un turno para volver en el corto plazo”.

50 cirugías en dos años a mujeres de la región

Un día como hoy pero hace dos años, en el hospital de Roca se hizo la primer cirugía reconstructiva a una mujer con Cáncer de Mama.

Desde entonces el López Lima recibe a pacientes de toda su área programa, es decir desde Huergo a Allen, la Línea Sur e incluso han llegado pacientes de la zona atlántica. Los profesionales que realizan las intervenciones son los mismos que atienden en Cipolletti.

La cirugía es de un tiempo o dos, dependiendo el caso. En la última se realiza primero la extirpación del cáncer y colocación del expansor, y en una segunda instancia la colocación de la prótesis.

Otro método que se implementa es la reconstrucción con colgajos, es decir, con tejido de la misma paciente de la panza o el dorsal.

En todo caso se apunta a la realización de una cirugía oncoplástica de la mama, “es decir, que no quede con cicatriz, que estéticamente no condicione su vestimenta ni su vida social”, se destacó.

Un punto importante es que un patólogo realiza la biopsia intraoperatoria, lo que arroja información importante.

Pro y contra del autoexamen
No alcanza: Se discute su alcance como método de detección precoz. Lo que vale es la mamografía.
En casa: Es una de las técnicas más difundidas y las mujeres pueden realizarlo solas.
Incidencia
75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad.
19.000 nuevos casos se detectan por año en el país, según la Sociedad Argentina de Mastología.

Comentarios