“La pandemia tuvo su impacto, pero no nos detuvo»

El cierre del primer año de gestión del intendente Marcelo Orazi al frente el municipio reginense, dejó un saldo positivo para el jefe comunal, aunque dejó abierto un fuerte debate sobre los costos de los servicios para este año que se inicia.

Te puede interesar: Las tasas del municipio aumentarán hasta un 40%

Orazi realizó la semana pasada una evaluación de su primer año de gestión al frente del municipio local, donde a pesar de la medidas y restricciones que generó la pandemia, destacó que se prestó los servicios sin dificultades con un 30% menos del personal, y se ejecutaron obras. De todos modos, enfatizó que la marcada caída de los ingresos por coparticipación, no permitieron desplegar los proyectos que se planificaron antes del inicio de la pandemia.

28 millones menos de recaudación por coparticipación hubo en el 2020 en comparación con el 2019.

“No ha sido una tarea sencilla tomar decisiones y administrar el municipio durante estos 12 meses. La situación de pandemia ha tenido su impacto a nivel municipal, tanto en lo económico y financiero, en la reducción de personal, pero no nos detuvo. A esto le sumamos la caída en lo que el municipio recibe en concepto de coparticipación”, sostuvo el jefe comunal.

Orazi remarcó que uno de los principales inconvenientes para desarrollar los planes de gobierno, fue la caída en los ingresos por coparticipación. En comparación con los ingresos en ese concepto que el municipio tuvo en 2019 y 2020, el jefe comunal subrayó que el último año entraron a las arcas municipales 28 millones de pesos menos que el año anterior.

“En esta diferencia se debe tener en cuenta que los gastos, valor de bienes y costos de servicios en el 2019 no son los mismos que en este 2020. Tomemos un ejemplo: un litro de nafta en marzo de 2019 costaba $43 y en marzo de 2020, $54. Teniendo en cuenta los números mencionados anteriormente y la baja de la coparticipación de más de $28 millones, en todo el 2019 se abonaron en concepto de salarios $233 millones. Durante todo el 2020, por el mismo concepto se abonaron $354.500.000. Pese a la baja de ingresos, se pagaron $12.200.000 más como consecuencia de los aumentos salariales.”, dijo en su informe anual el intendente reginense.

Al mismo tiempo indicó en cuanto al personal municipal, que cuando asumió su cargo en diciembre de 2019, eran 539 los empleados del municipio, mientras que en al cierre de 2020 la planta de personal se redujo a 522 agentes; al tiempo se bajó en algo más de 22 mil horas el pago por horas extras al personal.

El intendente comentó que pese a las condiciones económicas que genero a nivel general la pandemia el nivel de recaudación propia por la facturación de tasas y servicios “se mantuvo en porcentajes similares a los del año pasado. En abril de 2019 el porcentaje de cobranza fue del 57,84% y en abril de 2020 en plena pandemia fue de 49,78%. Por eso agradezco y reconozco el esfuerzo que han hecho muchos contribuyentes para cumplir con los compromisos con el municipio”.

«Agradezco y reconozco el esfuerzo que han hecho muchos contribuyentes para cumplir».

Marcelo Orazi, Intendente de Villa Regina

En cuanto a las obras ejecutadas, el intendente destacó la instalación de una bomba de impulsión de líquidos cloacales para dar una solución a los loteos ubicados sobre el sector sur de la localidad, la ampliación de redes de servicios para, el mejoramiento de calles, la limpieza de terrenos de loteos sociales.

A estas obras sumó la construcción de ocho cuadras de pavimento, la adjudicación de la remodelación de la calle Libertad, el recambio de 500 luminarias y la gestión para la transformación a led de 940 equipos de alumbrado público, y el proyecto para la construcción de veredas en los barrios 25 de Mayo, 201 Viviendas, en el barrio Belgrano y Padre Gardín.

El intendente apuntó además la inversión en más de 6 millones de pesos para mejorar el funcionamiento de la red de agua potable, y las obras que están en marcha para mejorar la red de cloacas, en parte con aportes financiero del DPA; sin dejar de lado la inversión que se está ejecutando en conjunto con la Cámara de Productores Agrícolas de Villa Regina para la compra mediante licitación de una máquina motoniveladora y un camión regador, que estarán destinados al mantenimiento de caminos rurales.

El desafío para el 2021 es aumentar la recaudación por la prestación de servicios

El costo de la prestación de servicios y la forma de transferir ese gasto a los contribuyentes, será uno de los principales ejes que tendrá durante este 2021 la gestión del intendente Orazi.

El mandatario enfatizó que la prestación de servicios, desde hace años es deficitaria para el municipio, debido a que no se transfiere en la facturación de tasas el real costo de la prestación.

El tema recaerá en manos del Concejo Deliberante a partir de febrero; dado que el cuerpo legislativo es el que debe definir los incrementos que se aplican en la facturación de tasas.

El tema es preocupante y así lo dejó planteado el intendente, al remarcar que solo en algunos servicios se factura el 50 por ciento del costo de prestación, mientras que los niveles de recaudación se encuentran por debajo del 10 por ciento de los valores que debe afrontar el municipio.

El jefe comunal dio detalles en algunos de los servicios que presta el municipio, como la provisión de agua potable. “Hablamos en números de costo anual; la prestación del servicio de agua potable representa un costo de 88 millones de pesos para el municipio, se factura a los contribuyentes 6,5 millones y se recaudan 3,5 millones. Las cloacas representan un costo de 19,5 millones anuales, el municipio factura 10 y recauda 5,4 millones por año. La recolección domiciliaria de residuos representa un costo de 33 millones anuales para el municipio, se factura a los contribuyentes 2,5 millones y se recauda 1,3 millones”, precisó.

Comentarios