Crece la actividad ladrillera en Roca pero faltan servicios

La producción en el parque ladrillero en Roca creció de manera significativa el año pasado, durante la pandemia por el coronavirus, pero aún no cuentan con los servicios de agua, luz y gas.
Con mucho esfuerzo, los integrantes de la Cooperativa Unión Ladrillera comenzaron a trabajar en octubre de 2019 en el Parque Industrial II, ubicado sobre Ruta 6. El parque ladrillero fue anunciado en julio de ese año por el gremio Uolra y el exintendente Martín Soria.

Te puede interesar: Convocarán a intendentes para pedir que el tren llegue a todas las ciudades

Juan Paillalef, delegado del sindicato en Río Negro, señaló que, hasta los primeros meses del año pasado, el municipio proveyó de camiones con agua para que los ladrilleros pudieran producir.
Actualmente cuentan con una cisterna de 100 mil metros cúbicos que está a unos 800 metros de los hornos por lo que deben pagar semanalmente fletes para acarrear esta agua que proviene del Canal Grande.
“La cisterna pertenece al municipio, pero no estaba habilitada, ya que requería reparaciones. Hubo que repararle una válvula y el caño que estaba pinchado”, contó Paillalef.

El referente dijo que se está instalando a través de programa de Nación Potenciar Trabajo la cañería desde la cisterna para que termine en la boca de cada uno de los hornos y de esta forma terminar con los gastos de flete. Detalló que cada compañero contrata entre tres y cuatro viajes para acarrear el agua.

Juan Carlos Boccardi, presidente de la Cooperativa Unión Ladrillera, también manifestó que hace falta la electricidad para poder trabajar mejor de noche y por seguridad. Durante la temporada trabajan de domingo a domingo todo el día y realizan muchas quemas del material de noche, señaló Paillalef. Además el agua potable es importante para poder higienizarse.

Juan Paiallef, delegado de la Uolra y Juan Carlos Boccardi, presidente de la cooperativa trabajan en el parque. Foto Juan Thomes.

Un fuerte repunte

El presidente dijo que con la pandemia la actividad tuvo una fuerte demanda ya que muchas personas se dedicaron a construir en sus casas. “Tenemos 20 horneros trabajando y compartimos el uso de los ocho hornos”, contó.
En cuanto a la producción, cada uno fabrica unos 20 mil ladrillos de primera calidad por mes detalló Paillalef.

Boccardi explicó que la tierra la extraen de la defensa y de un sector llamado “el quemado” que está en el predio de las 48 hectáreas del parque.
El delegado del gremio informó que a mediados de diciembre pasado el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), les envió la matrícula de la cooperativa.

El parque ladrillero de a poco van tomando forma gracias al duro trabajo de los integrantes de Unión Ladrillera. Algunos ya han levantado casillas donde guardan herramientas y para poder seguir trabajando de noche. El equipo de La Comuna visitó la semana pasada el lugar. Los ladrilleros no cuentan aún con un baños químicos ni agua potable para asearse.

Paillalef señaló que en un futuro cuando dispongan de un salón realizarán talleres de alfabetización y capacitaciones para los compañeros.
A pesar de la dura labor por las condiciones que afrontan están muy entusiasmados produciendo miles de ladrillos. Esperan con ansias la infraestructura que se anunció hace más de un año.
El acuerdo de cooperación, es el primero que se firma en la Patagonia y con ello se busca mejorar la actividad en la zona teniendo en cuenta la importante labor que desarrollan los ladrilleros.

Un salón de uso múltiples

Paillalef contó que Nación va a otorgar los fondos para la construcción de un salón de usos múltiples. “Será un lugar de capacitación con una superficie 60 metros cuadrados”, detalló.
El delegado señaló que se concretará a través de un programa llamado Potenciar Trabajo que depende de la Secretaría de Economía Social de Nación.

“El estado cubre el costo de la mano de obra del salón a través de los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. A los que están inscriptos se les complementa el ingreso para que tengan un sueldo mínimo vital y móvil”, explicó.

Además señaló que los ladrillos que se usarán para la construcción será comprados a la misma cooperativa. Si bien no se informó una fecha del inicio de la obra, desde el gremio están muy expectantes ya que está previsto que incluya un comedor, baños, oficina de venta de su producción y de atención a proveedores.

Comentarios