Progreso lo ganaba por 24, pero Petrolero hizo hazaña

Lo perdió Progreso y el dolor es más penetrante. El local manejaba a voluntad el juego -54-40 el PT y lograba una luz de 24 puntos al promediar el 3C- sin embargo vaya uno a saber qué pasó…?. Petrolero convirtió la reacción en hazaña y -con un 4C increíble (37-17)- se alzó con una trabajosa victoria 98 a 94 en General Roca.

Lucas Machuca con 32 puntos, los triples de Matías Barberis y el aporte de Gonzalves (se fue lesionado) fueron determinantes en el cierre del cotejo, cuando Petro lo había empatado en 91 con 2′ por jugar.

Gill intermitente, a veces fuerte en la pintura, se fue lesionado.

Antes hubo otro partido, el que armó Del Progreso con una buena defensa y un goleo repartido. El equipo de Daniel Jaule era práctico, solidario, determinante yendo al aro. Ganó el 1C 25 14.

En el 2C los síntomas de equipo sólido seguían: Bautista Marsico le daba continuidad a un buen traslado del balón, Blake Marquardt (19), Gustavo Maranguello (17), Carlos Baez y Manuel Olocco desgaban a Gonzalvez, y eso se trasladó al tablero. Progreso con una bomba de Marsico selló un PT de lo mejor que ha entregado en la liga. Arriba 54 a 40.

A la vuelta de los vestuarios el equipo de Patricio Denegri estaba perdido, al borde del nocaut técnico: el cuarto no se modificó, es más Progreso lo ganó por 2 puntos, y entonces la ventaja se elevó, poco, pero se elevó a un cómodo 77 a 51.

Y al “matador” le tocaron el orgullo. O Del Progreso se fue de partido antes de lo debido; minuto de Denegri y una zonal 2-3 bien arriba, algo de defensa férrea sobre la bola se empezaron a complementar ante una rotación estéril del local. Fueron ellos los condimentos con los cuales el cotejo empezó, paulatinamente, a tomar otro rumbo, el que llevó al visitante a achicar, a estar más amigo del aro y agazapado para dar el zarpazo final cuando la bola empieza a pesar más.

Cuando Progreso despertó de la siesta nocturna Petro estaba a tiro (88-85 con 3′ y medio por jugar).

Mejor defensa y con soltura en la otra llave: Matías Barberis (puso al frente por primera vez al visitante 91-89 con 3′ y medio para el cierre).

Olocco lo igualaba en 91 a falta de 2′. Petro lo cerró mejor y festejó.

Olocco lo igualó en 91, pero una bomba de Machuca (con tablero) puso al frente al visitante 94-96 a falta de 2′. Maranguello lazó de tres pero quedó corto, y a falta de 25» el mismo Maranguello robó la bola y parecía que se encaminaba al cesto en bandeja, sin embargo el cachetazo de Vélez anuló la acción completamente. El balón quedó en su poder y con él el cierre del partido, porque desde la línea de simples (2/2) llevó el tablero a un 94-98. Imposible de revertir para el local con 4» en el reloj principal.

El “matador” hizo una de las suyas, anoche, en el Gigante y el triunfo se recordará como algo así: la hazaña de Petro en Roca.

Progreso, que quedó último en las posiciones por la victoria de Atenas de Patagones ante Central Entrerriano, ahora sale a la ruta: Racing (Chivilcoy), Ciclista (Junín) y Gimnasia de La Plata.

Conducción y goleo: Lucas Machuca clavó 32 puntos en El Gigante y Petrolero lo disfrutó.

Síntesis

Del Progreso (94): Federico Grenni 8, Carlos Baez 8, Gustavo Maranguello 17, Timothy Gill 9, Blake Marquardt 19 (FI), Rodrigo Lavezzari 16, Juan Bautista Marsico 7, Manuel Ollocco 8, Matías Mansilla 2. DT: Daniel Jaule

Petrolero (98): Lucas Machuca 32, Santiago Frola, Lisandro Gómez Quintero 6, Matías Barberis 13, Rod Goncalves 15 (FI), Máximo Vélez 13, Valentín Garello 2, Nicolás Giménez 4, Franco Villalba 5, Federico Oggero 8. DT: Patricio Denegri

Parciales: 25-14, 54-40 y 77-61

Árbitros: José Luis Lugli, Rodrigo Reyes Borras y César Chavarría

Estadio: El Gigante (Gral Roca)