Maxi Morales voló en Cervantes

El rendimiento que exhibió hoy Maximiliano Morales durante la XX edición del Triatlón de Cervantes fue mucho para el resto de los competidores, quienes llevaban la mismas expectativas que el roquense, ganar.
Morales con un tiempo de 1h 41′ 21» se lució -bajo el exigente calor del mediodía 30°- primero en la barda y, posteriormente, en el tramo de pedestrismo. No solo marcó el ritmo de carrera sino que, también, fue estirando ventajas con respecto a sus seguidores.
Raúl Guevara (General Enrique Godoy, con un registro de 1h 44′ 02′) arribó en el segundo lugar, y el podio lo completó, con una arremetida elogiable en el pedestrismo, Fernando Hellig (General Roca, empleando 1h 48′ 47»).
Aunque el agua haya resultado un tramo de paridad para el primer pelotón de competidores, cuando los atletas se subieron a sus bicicletas el «correcaminos» empezó a alejarse, primero de Juan Manuel Graña (Cipolletti) y después de Raúl Guevara. Arriba de la barda norte el roquense desplegó jerarquía (en la curva del lavarropas ya había sacado 45» de ventaja sobre los escoltas Guevara-Yamil Tapia, quienes tiraron juntos por un par de minutos en el circuito de ripio).
El retorno al Balneario Municipal fue con Morales en soledad, porque a un minuto intentaba dar batalla Guevara. Y al puntero le quedaba más para dar:  en el pedestrismo los parciales fueron estirándose y Maxi, acompañado de su familia, cruzó la línea de llegada distendido y ovacionado.
En Damas la vencedora fue la atleta neuquina Vanina Sanhueza (Plottier, con un tiempo de 2h 05′ 05»); atrás arribaron: la roquense Andrea Peña (2h 10′ 50») y la cervantina Viviana Maida (2h 15′ 00»).
Hubo récord de inscriptos en la esperada XX edición, 230 atletas. Los competidores tuvieron que unir 800 metros de natación (en el río Negro); 32 km de mountain bike y 7 km de pedestrismo.

Comentarios