Federal A: La aventura del Naranja empieza en Córdoba

No hubo pronóstico que aguante. La muestra de amor propio que dio Deportivo Roca en el tramo final del Federal A superó cualquier lógica, y fue esa misma virtud la que terminó permitiéndole al Naranja meterse en la Zona Campeonato del certamen de tercera división. La muestra más grande del espíritu ganador de este plantel se reflejó en las últimas seis fechas, donde obtuvo cinco triunfos (cuatro de ellos de forma consecutiva) y apenas cayó en un cruce. Si se abre el panorama, la foto sigue siendo positiva entre el cierre de la primera rueda y el final de la segunda: después de la 6° fecha, el Naranja jugó 10 partidos. Ganó 6, empató 2 y perdió apenas 2. No es de extrañarse, entonces, que un equipo que estaba comenzando a sacar la calculadora para hacer promedios termine clasificado a la próxima fase.

El batacazo del equipo dirigido por Mauro Laspada se concretó el fin de semana, con el triunfazo por 2-1 en condición de visitante ante Villa Mitre. Roca llegaba con una mínima ventaja en la tabla, pero debía vencer a un rival que venía invicto en casa (y que siempre le había costado) porque Cipolletti tenía un cruce accesible ante Sansinena. El Albinegro cumplió, goleando 3-0 y manteniendo la esperanza hasta el último instante. Sin embargo, el gol de Guillermo Aguirre sobre los 44’ del segundo tiempo en Bahía Blanca derrumbó cualquier ilusión de los primos.

El triunfo Naranja en Bahía Blanca:

Una vez concretada la hazaña, fue tiempo de hacer un repaso. Toda la efectividad goleadora de la que Deportivo Roca parecía carecer en el comienzo del torneo apareció sobre el cierre. De hecho, terminó la primera rueda como el elenco más goleador junto con Alvarado de Mar del Plata.

Otro hecho importante para el Naranja es que volvió a hilvanar dos victorias consecutivas como visitante después de innumerables fechas. Y lo hizo en General Pico y en Villa Mitre, justo en un certamen donde ya había triunfado en La Chacra. Para un equipo al que le costaba ganar afuera, tres victorias son una señal: Roca busca los partidos. No sale a esperar lo que pueda ocurrir. Y ese ímpetu termina trayendo recompensas.

Ahora, el panorama para el club roquense asoma como un interesante desafío. Tendrá siete encuentros en esta Zona Campeonato, de los cuáles jugará 3 como local y 4 como visitante. Jugará en la Zona 1, junto a Alvarado, Ferro, Villa Mitre, Juventus Unida Universitario, Gimnasia de Mendoza, Estudiantes de Río Cuarto y Desamparados de San Juan. Todos equipos duros, de localías fuertes y candidatos para pelear el ascenso. Pero el Naranja no está ahí de casualidad. Si mantiene el nivel que mostró en ese sprint final, los de Laspada le pueden pelear a cualquiera.

Será clave ahora ver como se desarrolla todo lo relativo al plantel. Hay una deuda, que desde la dirigencia prometieron saldar antes de pensar en cualquier refuerzo. Habrá que ver si hay algún cambio, pero todo parece indicar que el plantel seguirá siendo el mismo y que, una vez saneada la deuda, se podría apuntar a algún refuerzo para la próxima instancia, situación que se resolverá luego de una charla entre Mauro Laspada y la dirigencia.

Por lo pronto, Roca conoce el orden de sus compromisos y las localías, de manera que ya puede ir programando lo que será un 2018 que comenzará rápido: el 3 de enero dará inicio la pretemporada y a partir de la segunda semana tendrá que disputar la Copa Argentina, certamen en el que tendrá un duro desafío. Es que el 19 y 23 de enero se disputará la primera fase, nada menos que ante Cipolletti. Será a doble cruce, primero en La Visera y segundo en el Maiolino. La Copa no dará descanso, porque el 27 y 30 del mismo mes se disputará la segunda ronda, en la que el ganador del clásico se cruzará con el ganador de Ferro de Pico ante Independiente de Neuquén.

¿Cómo salió el último clásico por Copa Argentina?:

En cuanto al Federal A, el debut será en Río Cuarto ante Estudiantes, el 4 de febrero. Luego tocará recibir a Gimnasia de Mendoza, en un cruce durísimo. Será el 11 de febrero. El 18 de ese mes visitará a Juventud Unida Universitaria de San Luis; mientras que el 25 recibirá a Ferro de Pico en Roca. Ya en marzo, el 4 tocará visitar a Villa Mitre de Bahía Blanca y a Desamparados de San Juan el 11, en la única doble vuelta que tocará como visitante. La Zona Campeonato culminará su primera parte el 18 de marzo, cuando Roca reciba al siempre complicado Alvarado en el Luis Maiolino.

Así, Roca conoce su futuro inmediato. Y ya pone la mente en lo que será un arranque de año a puro fútbol.
Habrá dos clásicos ante el Albinegro, que estrenará DT (Duilio Botella es el nuevo director de Cipo). Habrá otros dos cruces si Roca clasifica. Y habrá, finalmente, actividad por la zona clave del Federal. El Naranja, aún cuando los favoritismos no lo tienen en cuenta, sabe que puede.

Comentarios