El paso de Carlos el «Loco» Iglesias por Roca revivió emociones

Después de 20 años Carlos el «Loco” Iglesias regresó a Roca.

La historia del “Loco” con el básquet es amplia. ¡Cuanto le ha dado Carlos Iglesias a la historia del básquet zonal!

Y grite grite grite, no deje de gritar… que el loco es lo más grande del básquet nacional…!!! Esa melodía con la cual los aficionados rompían sus gargantas y amedrentaban a los rivales aflora cuando el ídolo máximo del baloncesto roquense da señales.

Iglesias tuvo un breve paso por la ciudad, el lunes, con un proyector integrador que dejó en el club Deportivo Roca. Acompañado por dos funcionarios de Lautaro, Chile: Marcelo Poveda Lavado (Administrador Municipal) y Raúl Schifferli Díaz (Alcalde), le propusieron a la institución «naranja» participar de un encuentro en suelo chileno.

El lunes la comitiva de Lautaro Chile fue recibida por Diego Casemayor, en la sede del club.

“Nos acercamos para integrarnos, es un proyecto que armó Lautaro y por eso nuestra visita al Alto Valle. Incluso, también, nos reunimos con la Federación Neuquina de básquet (con el presidente Gatti) y dejamos nuestra invitación”, confirmaron Iglesias y compañía a La Comuna.

En lo inmediato Deportivo Roca podría estar con sus planteles de Primera (Femenino y Masculino) el 14 y 15 de febrero en Chile, para jugar con los anfitriones de Lautaro.

Además, se habló de las posibilidades de trabajar de manera conjunta en futuros convenios en diferentes disciplinas.

El «Loco” se encontró con amigos, en Roca y Neuquén, hubo cena de por medio y visitas a los más allegados. Recorrió las calles céntricas y no paró de dar saludos.

“Fue un lindo regreso, sentí el afecto de la gente, los que me reconocieron tuvieron mi saludo y la foto”, resumió el ex Deportivo Roca y actual entrenador del primer equipo masculino de Lautaro (Chile).

Algunos, todavía, al ver y saber que Iglesias pasó por la ciudad, están reviviendo momentos de gran satisfacción que «El Loco” le brindó a Deportivo Roca en las décadas del 70 y 80 y, también, a Mainqué cuando condujo un histórico quinteto que terminó jugando una final inolvidable contra el «Depo» en un colmado gimnasio del club Del Progreso, por citar algunas de veladas que «El Loco” sabía armar.

La figura, el ídolo, el “Loco”

Roca ante Regina, en el fondo siguiendo la jugada de Iglesias, Adrián Romagnoli.

Padre de dos hijos; Carlos Iglesias llegó a Roca con sus padres de muy chico y se abrazó al baloncesto con una convicción admirable que lo llevó a convertirse en figura en sus equipos, en el ídolo después. Y por las cosas maravillosas que desplegaba en la cancha, y fuera de ella también, le nació el mote de el «Loco”.

Uno de sus compinches en la cancha y la vida: Mario Spada, ex base y sin dudas el mejor asistidor del «Loco», nos recuerda: “Para mí el último partido que jugó Carlos en Roca fue en el año 86, no se, puedo equivocarme, pero por ahí anda”.

¡Cuantas noches hermosas de básquetbol nos ha ofrecido este excelente jugador!

Sería por demás extenso -y aunque su figura lo mereciera- actualizar su carrera deportiva, o contar acontecimientos memorables.

Por ejemplo: Su debut, siendo él categoría infantil, en la Primera del club Tiro Federal. Los momentos de gran satisfacción que le brindó a Deportivo Roca en los años 70 y 80; el fugaz suceso que despertó cuando recayó en Mainqué.

Cuando enfrentaba en mano a mano a esos primeros extranjeros que pisaron la zona: Melvin Johnson, Charles Russel, César Fantauzzi, entre otros.
Cuando lanzaba incómodo por soportar incesantes -férreas- marcas y sin embargo el balón caía en la canasta porque los tiro del “loco” tenían una puntería envidiable. Regina, Unión y Cinco Saltos lo padecieron.

La Figura, el ídolo, El Loco Iglesias. Un adelantado para la época del básquet de los 70 y 80.

De enojo también: cuando en el gimnasio de la reina del Valle, Cinco Saltos, el “Loco” se encaminaba a una bandeja y le apagaron la luz en el gimnasio (puteó como nunca).

Esos 62 puntos que le clavó a Deportivo Neuquén en el gimnasio El Cajón; a Independiente 60 en el Progreso y cuando entró en duelo de goleadores con el gran “Fefo” Ruíz, de Estudiantes de Bahía Blanca, en el poli.

Por qué el «Loco” no hizo Liga Nacional?. Sólo el diccionario del destino lo sabe.

Gustavo Esteybar, de Regina, intenta controlar la finta de Iglesias.

Han pasado muchos años, pero Carlos el «Loco” Iglesias sigue siendo el mismo, y cuando llega a Roca arma revolución, despierta recuerdos, saca lágrimas. El lunes volvió y sucedió eso.

Hoy, su presente está en Lautaro (Chile) y quiere que los equipos zonales lo vayan a visitar.