El «Gato» que aplica sus métodos en la pileta de Cervantes

Germán García es un reconocido atleta de pruebas combinadas en la región. Pero también por su labor como guardavidas. Esta es la segunda temporada que el “Gato”, conocido por la mayoría, cumple funciones en la pileta municipal de Cervantes.

Un espacio abierto a la comunidad, que está a punto para comenzar la temporada de verano, donde Germán se ocupa de las tareas de mantenimiento del agua, además es guardavidas y colabora con las clases de natación junto al grupo de profesores de la Dirección de Deportes de Cervantes.

“Este año durante la semana es todo pileta escuela que arranca a las 13 hasta las 20 y el fin de semana comenzó la pileta recreativa con protocolo. Lo importante es que la gente de Cervantes es muy respetuosa y cumple con todas las disposiciones sanitarias”, expresó García.

“La pileta está abierta a todo el público y vienen personas de distintas ciudades. La intención es hacer cumplir el protocolo y la normas de la pileta en forma estricta para que todos puedan disfrutar de la mejor manera”, explicó.

Dentro de la pileta no hay posibilidad de contagio porque el agua está filtrada y clorada, hay que cuidarse afuera»

Germán García, a cargo de la pileta de Cervantes

Para la temporada que se inicia el área de deportes trabaja en los diferentes aspectos del protocolo. “De acuerdo a los cálculos pensamos que van a poder ingresar unas cien personas a la pileta, el año pasado eran más, pero en este contexto este será el número que estará habilitado y con el cual se piensa trabajar”, agregó.

Otro aspecto que destaca Germán es “la cantidad de gente que viene a tomar clases de natación en pileta escuela”.

En esta temporada Germán García cumplirá 25 años desempeñándose como guardavidas y desde el 2.000 que realiza el mantenimiento del agua en distintas piletas de Roca. Todos los días hace el mantenimiento en las piletas particulares que tiene a cargo y sobre el mediodía parte en su bicicleta rumbo a Cervantes. Su medio de movilidad es la bici.

  • García recorre todos los días 28 km en bicicleta, entre Roca y Cervantes ida y vuelta, para cumplir con su trabajo.

Comentarios