Broggini: «el fallo sirve si se toman medidas de prevención»

El Tribunal de Disciplina de la Liga Deportiva Confluencia estuvo en el ojo de la tormenta durante la últimas dos semanas. Los graves hechos de violencia, que terminaron con una terna arbitral hospitalizada y la renuncia de una jueza de línea, fueron la gota que rebalsó el vaso.

Diego Broggini, presidente y único miembro del Tribunal, explicó que el fallo salió a tiempo, a la vez que indicó que la solución a este tipo de problemas no está en sanciones ejemplificadoras.

“El costado positivo que nos queda de todo esto es que hay una toma de conciencia por parte de los que estamos involucrados en la Liga de que la violencia es un problema endémico”, explicó el presidente.

“Darle al Tribunal el rol de solucionador de problemas es un error. Es no ver la realidad, que la violencia crece a un nivel alarmante”.

Diego Broggini enfatizó en que la solución no está en sanciones ejemplificadoras.

Broggini especificó que la relevancia de los casos ocurridos el 15 de septiembre generaron un exceso de ansiedad en los protagonistas para conocer la sanción pero que se mantuvo dentro de los plazos legales.

“Acá no hubo ninguna demora porque el fallo salió antes que se cumplieran los pasos reglamentarios. Hay que tener en cuenta que en estos casos se prevé el ejercicio de derecho a la defensa de quien es imputado de un hecho que puede ser sancionado y eso lleva tiempo”, indicó.

El presidente del Tribunal especificó que se abreviaron los plazos para dar a conocer la sanción debido a la enorme expectativa. “Darle al Tribunal el rol de solucionador de problemas es un error. Es no ver la realidad, que la violencia crece a un nivel alarmante. Que todo pase por el fallo es no entender el problema”, agregó.

Según Broggini los castigos severos no tienen el efecto ejemplificador que muchos sostienen ya que en los últimos años se han reiterado los hechos de violencia. “El fallo solo sirve si a partir de ahora se toman medidas de prevención. Si esto genera que los clubes se den cuenta que son los encargados de darle la seguridad a los árbitros, algo habrá aportado”, profundizó el letrado.

Además, Broggini destacó que la problemática es mucho más profunda. “El porcentaje de sanciones a jugadores por ‘terminos descomedidos’ o ‘insultos’ a los árbitros es de un 40% por fecha. Después de esta semana los protagonistas debemos sentarnos y reflexionar como se pueden prevenir los hechos para no correr a la violencia de atrás”, finalizó.

Comentarios